Talos de Esparta

talos.jpg

Valerio Massimo Manfredi, Talos de Esparta, Barcelona, Debolsillo, 1988, 365 páginas.

  Aristarcos, líder de una noble familia espartana, ha tenido un segundo hijo, Talos. Sin embargo, este ha nacido tullido i, como ordena la tradición, debe ser abandonado en el monte Taigeto, al alcance de los lobos. Pero un viejo ilota, miembro del orgulloso pueblo que habitaba las tierras de Esparta antes de caer en la esclavitud, recogerá a Talos y lo educará en las antiguas tradiciones ilotas: un día no muy lejano la profecía se cumplirá y el último rey de los ilotas, Aristodemos, volverá para liberar a su pueblo.
La primera vez que Talos se encuentra con su hermano, Brito, miembro de la élite guerrera espartana, será para defender el honor de la mujer que ama. Pero los dioses les deparan mayores empresas, y ambos lucharán juntos contra los persas que amenazan con invaidir la Hélade. Después de la guerra, Talos aún tendrá una misión que cumplir, la misión por la que fue salvado de morir en las fauces de los lobos del Taigeto.

  Talos de Esparta nos transporta, con más o menos acierto, a la antigua Esparta en la época de las Guerras Médicas. La batalla de las Termópilas, las campañas del diarca Pausanias i la rebelión de los ilotas son hechos históricos que aderezan la acción del libro. No obstante, la novela presenta los defectos comunes en todas las obras de Manfredi (trama demasiado cinematográfica i comercial ―hay que tener en cuenta que Manfredi es una máquina de escribir best-sellers―, "hiperemocionalidad" de los personajes…) i que en algunos casos llega a ser repetitiva i monótona, se trata de un buen libro si lo que queremos es pasar unas horas entretenidas.

Publicado previamente en Hic et nunc.

La joven de Esparta

Rodríguez, Cristina: La joven de Esparta. Ed. Grijalbo. Barcelona, 2006. 536 pág.

"El deso de vengar la muerte de su hermano lleva a Thyia, joven ciudadana de Esparta, a unirse al ejército como sirviente de Anaxágoras, intrépido guerrero al que odia con toda su alma, ya que lo cree culpable de esa muerte.

Esta apasionada pero sólida recreación histórica permite revivir una cultura y un universo poco conocidos, desde los detalles de la vida cotidiana a los usos y costumbres de la peculiar sociedad espartana. Novela con aires de epopeya, minuciosamente documentada y con unos personajes inolvidables. La joven de Esparta es una maravillosa novela histórica que no olvida que la historia es también una aventura."

En este terreno pantanoso de la clasificación de géneros, no me atrevería a desdecir lo que los propios editores (o incluso su propia autora) dicen de ella: Novela Histórica. Yo, en mi humilde opinión, la clasificaría dentro de la Novela Romántica. Supongo que es cuestión de porcentajes (¿a qué le damos más importancia, a la Historia o a la historia?). Para mí, un "Pasión de Gavilanes" a la espartana, con todo lo que ello implica (¡y que NADIE me toque Pasión de Gavilanes!): odio, amor, lucha, aventuras, enemistades, personalidades escondidas, pasión desenfrenada, … triunfo del amor. Hasta ahora parecerá que no me ha gustado nada la novela, pero no es así. Si hubiese buscado en ella un reflejo veraz de la realidad espartana, posiblemente ni siquiera me hubiese puesto a escribir esto (con lo que me está costando); además, no soy ni historiador, ni licenciado en Historia, y menos un amplio conocedor de la sociedad espartana (por no ser ni soy habitual lector… de novelas -y menos históricas). Si lo hago es porque me he sorprendido a mí mismo acabándome una novela de más de 500 páginas en tres días. Una novela ligera, con una prosa fácil, buen tamaño de letra (algo que hay que agradecer en estos tiempos). 

Creo que hay mejores quinientas páginas en la historia de la literatura clásica y de temática clásica como para ponerla de lectura, pero sí la recomendaré para leer en verano a la sombra de los pinos (o de la sombrilla).

Se puede leer un extracto aquí.

Metamorfosis de Ovidio (versión adaptada)

Cristina Sánchez Martínez, Metamorfosis. Ovidio. Antología, Valencia, Tilde, 2007, 120 pp. 

Acaba de salir el nº 7 de la colección Cultura Clásica de la editorial Tilde titulado: Metamorfosis. Ovidio. Antología. Se trata de una adaptación de varias historias de las Metamorfosis con sugerentes actividades muy útiles para el aula. Las historias que se adaptan de forma sencilla y asequible a un público juvenil son las siguientes: Deucalión y Pirra, Dafne, Faetón, Calisto, Sémele, Eco, Píramo y Tisbe, Aracne, Níobe, Procne y Filomela, Perdiz, Jacinto, Pigmalión, Mirra y Atalanta e Hipómenes. A las narraciones siguen unas actividades que profundizan en el texto e invitan a la investigación y al conocimiento de la tradición artística a la que han podido dar lugar. Así se dividen en Búsqueda de datos en el texto, Mitología, Historia, Geografía y Arte, Lengua y Literatura, Creación literaria e Internet/cine. Combinan a la perfección la sencillez con el interés que sin duda despertarán en el alumnado. Me gustan particularmente las relacionadas con las obras artísticas proponiendo que los alumnos utilicen Internet para localizar los diversos cuadros. También las hay de comentario de obras literarias como poemas o romances.
El libro se cierra con un glosario de palabras menos comunes y una lista de personajes mitológicos con una breve caracterización. Además contiene unas atractivas ilustraciones a cargo de Nuria Sánchez Martínez.

Lo considero un instrumento muy útil para Cultura Clásica, Latín y Griego como no podía ser menos viniendo de Cristina Sánchez, profesora de Enseñanza Secundaria y encargada del meritorio Departamento Virtual de Latín y Griego de Murcia .

Esta reseña ha sido previamente publicada en el Blog de Fernando Lillo

Lectura con juegos para descubrir a los clásicos

Estas Navidades, los Reyes Magos dejaron a mi hija mayor dos libros de lectura sobre mitología griega. Estos fueron: Jasón y los Argonautas de Magalí WIÉNER y Agamenón y la guerra de Troya de Anne-Catherine VIVET-RÉMY. Ambos están editados en ED. AKAL (en castellano) traducción del original en francés de la ED. RETZ de PARÍS.

También pertenecen a esta colección: Julio César y la guerra de las Galias; Los viajes de Ulises; Teseo y el Minotauro; Los Trabajos de Hercules; Edipo; Romulo y Remo;De Zeus a Apolo.

Su lectura es amena, adecuada a los chavales jóvenes (mi hija sólo tiene nueve años), puesto que en ningún momento llega a ser, podría decir "infantil". Y lo más interesante: la lectura se ve complementada con unos juegos en los que lector debe poner a prueba su capacidad de comprensión lectura. Interesantes para nuestros alumnos de Cultura Clásica. O al menos yo lo veo así.

A viaxe de San Brandán (Nauigatio Sancti Brendani)

Jose Antonio González Marrero-Fernando Lillo Redonet, A viaxe de San Brandán (Nauigatio Sancti Brendani), Noia, Editorial Toxosoutos, 2004, 158 pp.

Este libro presenta una introducción, texto latino y traducción al gallego con notas de la Nauigatio Sancti Brendani abbatis. El texto cuenta el extraordinario viaje por el Atlántico norte que un grupo de monjes liderados por San Brandán realizó en el siglo VI en busca de la Tierra de Promisión, es decir, el Paraíso en la tierra (algunos piensan que llegó en realidad a América antes que los vikingos y Colón). Escrito por un monje anónimo, quizá alrededor del 800 d. C., se convirtió muy pronto en un verdadero bestseller de la literatura medieval y está considerado como una de las aportaciones más importantes de Irlanda a esta época literaria. Aún hoy sorprenden y enganchan estas aventuras en las que lo fantástico y lo real se dan la mano para atrapar al lector desde el primer momento e implicarlo en la búsqueda de la Tierra de Promisión junto a San Brandán y sus compañeros. La sencillez del relato, la inclusión de episodios maravillosos y la obstinación y fe de San Brandán y los suyos ayudados por Dios en su peregrinación, todavía pueden emocionar a los lectores del siglo XXI.
La traducción gallega es fácil de entender para quien conozca alguna de las lenguas románicas, pero lo más útil en mi opinión es poder contar con el texto latino (de fácil comprensión) en el que aparecen un iceberg, erupciones volcánicas, islas misteriosas, la isla-ballena, un mar transparente y tantas otras maravillas que enganchan, sin ninguna duda, a los alumnos que con poco latín acceden a textos de gran interés. Como muestra reproduzco aquí el episodio de la isla-ballena que tantos puntos tiene en común con Simbad el marino. Es también un ejemplo de ese pulso entre la leyenda y la realidad que está presente a lo largo de todo este extraordinario texto desconocido por muchos, a pesar de su singularidad.

Cum autem uenissent ad aliam insulam cepit illa nauis stare antequam portum illius potuissent tenere. Sanctus Brendanus precepit fratribus exire de naui in mare et ita fecerunt. Tenebantque nauim ex utraque parte cum funibus usque dum ad portum uenit. Erat autem illa insula petrosa sine ulla herba. Silua rara erat ibi et in litore illius nichil de harena fuit.
Porro pernoctantibus in orationibus et uigiliis fratribus foris, uir Dei sedebat intus. Sciebat enim qualis erat illa insula, sed tamen noluit indicare fratribus ne fuissent perterriti. Mane autem facto precepit sacerdotibus ut singuli missas cantarent et ita fecerunt. Cum sanctus Brendanus et ipse cantasset missam in naui, ceperunt fratres carnes crudas portare foras de naui ut condirent illas sale et etiam pisces quos secum tulerunt de alia insula. Cum hec fecissent posuerunt cacabum super ignem.
Cum autem ministrassent ligna igni et feruere cepisset cacabus, cepit illa insula se mouere sicut unda. Fratres uero ceperunt currere ad nauim deprecantes patrocinium sancti patris. Pater autem singulos illos per manus trahebat intus. Relictisque omnibus que portabant in illa insula, ceperunt nauigare. Porro illa insula ferebatur in occeanum. Iamque poterant uidere ignem ardentem super duo miliaria.
– Filioli, nolite expauescere. Deus enim reuelauit michi hac nocte per uisionem sacramentum huius rei. Insula non est ubi fuimus, sed piscis prior omnium natantium in occeano. Querit semper suam caudam ut simul iungat capiti et non potest pre longitudine. Qui habet nomen Iasconius.

Para este episodio, lugar común en otras literaturas, algunos investigadores intentan buscar un hecho real detrás del relato. G. A. Little recoge que una ballena casi muerta revivió y desapareció en el mar después de ser abordada por unos pescadores. Tim Severin en su viaje de reconstrucción de la ruta de San Brandán narra cómo la barca atraía a las ballenas y en ocasiones había gran cantidad de ellas bajo la embarcación. Por otro lado, el nombre del pez, Iasconius parece provenir del irlandés iasc=pez.

Acaba de salir una traducción al castellano del texto latino a cargo de Fremiot Hernández González titulada La navegación de San Brendán, Akal 2006 (pero creo que no contiene el texto latino original).

Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón

Francisco Pina Polo, Marco Tulio Cicerón, Ariel, Barcelona 2005, 446 págs.

La afirmación de que Cicerón es uno de los personajes más conocidos de la antigüedad romana parece aún más cierta despúes de la lectura de este magnífico libro. En él, el profesor de Historia Antigua de la universidad de Zaragoza, Francisco Pina Polo, desgrana poco a poco la vida del Arpinate, desde su formación como político hasta su muerte, acompañando en todo momento textos sacados de las propias obras de Cicerón para ilustrar sus argumentos. Las citas son tan abundantes que contamos con un material de primera mano para poder entender la compleja figura del orador. Además de una correcta introducción y de los capítulos que correspoden a las diferentes etapas de la vida de nuestro protagonista, 10 en total, el autor nos proporciona información sobre sus finanzas, su pensamiento político y su pasión por la oratoria. Se acompañan además 3 anexos. El primero versa sobre Mommsen y la leyenda negra de Cicerón; el segundo es un curioso estudio psicológico realizado por Paul Briot en la década de los 60, y el tercero un estudio de su carácter titulado Cicerón ante el espejo. El volumen se completa con una Cronología, Bibliografía e Índice de nombres.

El primer hombre de Roma

El primer hombre de RomaColleen McCullough, El primer hombre de Roma, Barcelona, 1989, 826 páginas.

Colleen McCullough nos traslada a los primeros siglos de la civilización occidental y traza un espléndido cuadro de la Roma republicana. La historia se inicia en el año 110 a. C., con dos grandes ambiciosos cuyo único y decidido objetivo es llegar a ser el primer hombre de Roma: Cayo Mario y Lucio Cornelio Sila. El primero es un plebeyo de mediana edad, enardecido por la confianza en sus dotes y el enriquecimiento que ha logrado; el otro, un joven y apuesto aristócrata corrompido por la pobreza, el primero, un militar disciplinado y soberbio, y el segundo, un desvergonzado epicúreo. Mario se casa por interés para favorecer su carrera política, y Sila por amor. Ambos se verán forzados olvidar sus diferencias y aliarse por el bien de Roma y de su propia carrera política. Sin embargo, no dudaran en atacarse mutuamente para lograr el pode y la gloria.

En la serie iniciada con El primer hombre de Roma, y que consta de seis volúmenes, McCullough nos  transporta a la época más interesante de la república romana, los siglos I y II a.C., des de los días de Mario y Sila hasta los de Cicerón, Julio César y Augusto.
La obra nos aporta una enorme cantidad de datos históricos tomados de todas las fuentes disponibles, y además, McCullough no se conforma con “lo que hay”, sino que con un espíritu crítico revisa las fuentes y corrige presuntos errores, dotando a la obra de una perfecta fluidez y convirtiéndola en una perfecta recreación de la Roma republicana. McCullough aprovecha la trama de la novela para explicarnos, punto por punto, la sociedad y la política romanas, recreando a la perfección las sesiones del senado, los juicios, la vida privada, la vida militar, etc (a ésta tarea contribuye un glosario de términos latinos que se incluye al final de cada libro).

En resumen, se trata de una novela impresionante, de gran calidad, e imprescindible para todos los aficionados a la antigüedad clásica.

Teucro, el arquero de Troya

Fernando Lillo Redonet, Teucro, el arquero de Troya, Noia, Toxosoutos, 2004, 286 pp.

Esta novela recrea las aventuras de Teucro, hijo de Telamón, rey de Salamina, y de Hesíone, que era hermana del rey Príamo. Por lo tanto el personaje tiene una contradicción interna entre dos mundos, el griego y el troyano. Al finalizar la guerra de Troya, los victoriosos griegos volvieron a sus hogares. Esta vuelta es conocida con la palabra griega nostoi, que significa "regreso" o "vuelta". El más famoso de estos regresos, conocido por todos, es el regreso de Ulises a su patria Ítaca, inmortalizado en la Odisea de Homero. La aventura de Teucro es uno de estos regresos. Sus peripecias lo llevan a acompañar al pueblo de Israel, a conocer a Elisa (la Dido de La Eneida), a la isla de Chipre y a recorrer todo el Mediterráneo hasta el confín del mundo, hasta Occidente.

El autor, buen conocedor del mundo homérico, hace perfectamente creíble la mitología griega y convierte a sus personajes en seres de carne y hueso. Teucro crece tanto en edad como interiormente, pasando de ser un héroe homérico preocupado sólo por su fama personal y por el botín material a convertir su aventura, al renunciar a sí mismo y encontrar su destino, no en un regreso a su hogar, sino a formar la patria de otros. Se trata de un camino siempre hacia Occidente, hacia donde muere el sol, que ejemplifica el viaje interior de su protagonista. El lector se siente identificado con Teucro y vive sus angustias, su destierro, su participación en la guerra de Troya (para mi gusto las mejores páginas de la novela), y sus aventuras y desventuras en tierras desconocidas. La narración se aproxima a los antiguos relatos de forma que el mismo estilo nos transporta a la épica homérica de héroes valerosos y nobles y nos relata la historia de los troyanos mucho más fielmente que la película Troya. Ese estilo que te lleva de la mano y te hace ver las escenas es lo que más me ha gustado junto con el encadenamiento y engarce de las diversas historias.

La intriga está servida desde el primer momento gracias a unas enigmáticas primeras páginas cuyos secretos se revelarán más adelante y se alterna la narración en tercera persona con las partes contadas por el mismo Teucro en el curso de banquetes siguiendo la tradición de la épica griega.

Reseña incialmente publicada en la sección de recomendaciones de Bibliolimpo, librería on-line especializada en novela histórica.

Más opiniones sobre esta novela pueden leerse en hislibris.com

El Águila del imperio

http://pompilos.org/chiron/pergamon/wp-content/uploads/aguilaimperio.jpg

Simon Scarrow, El águila del imperio, Barcelona, Edhasa, 2001, 360 páginas.

 Estamos en el año 42 dC, en el segundo año del gobierno del emperador Claudio, Quinto Licinio Cato, esclavo de palacio, ha conseguido la preciada libertad a cambio del compromiso de servir en las legiones, sin embargo, no parece que haya hecho un buen negocio. La implacable instrucción a la que se ve sometido y las interminables marchas de entrenamiento no parecen lo más apetecible para un joven culto y refinado como Cato, pero, tras dos semanas en el campamento y después de ser victima de las más crueles novatadas, parece preparado para enfrentarse a los bárbaros germanos e iniciar una prometedora carrera como optio. Será durante la invasión de Britania, tierra habitada por salvajes, y de la mano del rudo centurión Lucio Cornelio Macro, cuando se iniciará la carrera militar del joven optio. La segunda legión Augusta, por entonces al mando de Tito Flavio Vespasiano, será testigo de sus primera hazañas.

Simon Scarrow inicia con El águila del Imperio una serie (que por ahora consta de cinco volúmenes) de aventuras militares ambientadas en la Roma Imperial. Por las páginas del libro desfilan personajes históricos como Vespasiano, Vitelio o Narciso, que se entremezclan hábilmente con los protagonistas de la novela Cato y Macro. Además, Scarrow nos relata a la perfección toda una serie de escaramuzas, batallas monumentales y, por supuesto, intrigas y conspiraciones al más alto nivel.

Se trata de una novela entretenida (como todas las de la serie), con un toque de humor, de fácil lectura y repleta de acción, con las más sangrientas batallas y las aventuras más emocionantes, recomendable a todos aquellos interesados en las legiones romanas que una vez dominaron el mundo conocido.

El hombre de Esparta (novela)

Antonio Penadés, El hombre de Esparta, Barcelona, Edhasa, 2005, 352 pp.

En estos tiempos de novelas pseudohistóricas de supuestos misterios a lo Codigo Da Vinci no es fácil encontrar autores españoles que escriban con seriedad sobre el Mundo Clásico. En El hombre de Esparta Antonio Penadés combina muy acertadamente los dos rasgos que definen una buena novela histórica: buena documentación y calidad literaria. Me parece muy lograda la combinación de descripción e interiorización de personajes con una intriga de asesinato que de ningún modo hace olvidar la verdadera intención del autor. Esta consiste en mostrar el preludio del enfrentamiento entre Atenas y Esparta en la Gran Guerra del Peloponeso a través de dos personajes antagónicos, el ateniense Isómaco y el espartano Alcinoo, cuyos destinos se verán entrelazados.
La novela consigue que el lector tenga la sensación de estar "allí", sobre todo en las escenas de descripción de la vida en la hacienda de Isómaco, en la vívida sesión de la Asamblea en la Pnix o en la crucial consulta al oráculo de Delfos. También me parece digno de mención (y emoción) el imprevisto final, digno de la tragedia griega (no en vano el subtítulo de la novela es "La tragedia de Isómaco de Atenas).
En suma, un libro que emplea el recurso de la intriga y el misterio para llevarnos mucho más allá en busca de la areté, tan apreciada por el protagonista y cuya pérdida le une, en cierto modo, a su más irreconciliable enemigo. Algunos institutos lo han adoptado como lectura para los alumnos.
Si quieres leer una entrevista al autor pincha aquí.
Para otros comentarios sobre el libro acude aquí.

Reseña basada en un post de Blog de Fernando Lillo Redonet