General

Guía Mitológica de los Jardines de Aranjuez

El grupo de profesores “Mythos”, compuesto por Providencia Andrés, Abundio García, Pilar Mateos, Alicia Pascual y Ángeles Patiño, acaba de publicar en Ediciones Doce Calles S.L. de Aranjuez un libro de 190 páginas que es el resultado de doce años de trabajo de los autores sobre el tema y está destinado al público en general interesado en el arte y la mitología. En su prólogo, Carlos García Gual destaca la claridad, erudición y amenidad con que está redactada la obra, y las excelentes ilustraciones que acompañan los textos, destacando de manera especial por novedoso el capítulo que se dedica a las especies botánicas relacionadas con la mitología y árboles singulares de la Comunidad de Madrid, ordenadas alfabéticamente, desde el acanto a la vid.

mit-aranjuez

La parte más amplia de la guía se centra en el estudio de esculturas y fuentes con sus correspondientes referencias históricas (la Fuente de la Mariblanca, el Jardín de la Isla, el Jardín del Rey y el Jardín del Príncipe) y siguen el listado de especies botánicas al que se ha hecho antes referencia, un apartado sobre referencias literarias a los Jardines, su influencia en la música y la pintura, los artistas que trabajaron en los jardines o contribuyeron a su celebridad, un glosario útil para la mejor comprensión del texto, un cuadro genealógico de los dioses grecorromanos, sus esferas de influencia y atributos y una bibliografía final. Con un formato muy manejable, esta guía se convertirá en imprescindible para que quienes tengan la suerte de pasear por tan bellos lugares aprovechen mucho más su visita.

De hombres y dioses. Antología de la poesía lírica griega antigua (siglos VII-V a.C.)

Edición bilingüe, con introducciones, texto, traducción y notas de Fernando García Romero, Escolar y Mayo, Madrid, 2015, 328 págs.

Lírica

La presente antología bilingüe griego-español, de la que es autor Fernando García Romero, Catedrático de Filología Griega de la Universidad Complutense de Madrid, tras definir qué es la poesía lírica y precisar los tipos de de composiciones que se deben incluir dentro de tal concepto, realiza una amplia y cuidada selección de poemas y fragmentos de poetas tradicionalmente denominados mélicos, yámbicos y elegíacos cuya vida (con la única posible excepción de Corina) se desarrolló entre la época arcaica y el comienzo de la época clásica , período en el que Grecia experimentó profundos cambios sociopolíticos de los que los poetas fueron testigos e incluso protagonistas, legando por ello a la posteridad su visión  personal sobre los acontecimientos.  También encuentran su lugar en la obra composiciones que pertenecen a la poesía popular y escolios de autor anónimo, imprescindibles para que el lector disfrute de una visión completa de este género literario. Arquíloco, Semónides, Hiponacte, Ananio, Calino, Tirteo, Mimnermo, Solón, Teognis y el Corpus Theognideum y Jenófanes ocupan la primera parte, dedicada al yambo y la elegía; en la segunda, la poesía popular, se suceden canciones infantiles, de guerra, deportivas y “locrias” o de adulterio; en la tercera, consagrada a la lírica monódica, Safo, Alceo, Anacreonte, Íbico y Praxila comparten capítulo con  canciones áticas de banquete, y cierran la obra Alcmán, Estesícoro, Simónides, Píndaro, Baquílides y Corina como representantes de la lírica coral.

Precede a la selección de textos  y su correspondiente y muy cuidada traducción (con notas explicativas cuando son necesarias) una introdución sobre los aspectos más importantes de la vida y obra del autor, acompañados de un comentario global de los poemas o fragmentos recogidos y una bibliografía selecta.

 

 

 

 

Diccionari Grec-Català, una gran eina per al nostre segle

Diccionari Grec-Català. D’Homer al s.II dC.
Grup Enciclopèdia Catalana – Institut Cambó. Barcelona, 2015, 1888 pàgs. ISBN: 9788441224223.

No és un treball que hagi de quedar en la discreció, com una simple obra de referència: en absolut no és això, no s’hi pot comptar, ni entre els seus objectius ni tampoc com a resultat. El Diccionari Grec-Català és, des del primer moment, un llibre de referència inel·ludible. No és una obra primerenca, ben al contrari! És la culminació de vint anys rodons de treball pacient, contrastat i en equip. Fet i fet, han estat vuit redactors: Joan Alberich, Jaume Almirall, Xavier Crosas, Francesc J. Cuartero, Josep Granados, Joan-Andreu Martí, Daniel Ramon i Montserrat Ros. La direcció del projecte ha anat a càrrec de Joan Alberich i Francesc J. Cuartero; ha actuat com a coordinador Josep Granados. Aquests, doncs, són els artífexs d’una obra completíssima, quant a la lexicografía grega i quant a la normalització al català, de molts termes (noms propis, per exemple) que esperaven una empenta definitiva. La redacció del diccionari, explicava Joan Alberich, remunta al mes de juny del 1995 i és precisament al juny del 2015 que ha vist la llum definitivament…

Se n’ha fet, en pocs dies, dues presentacions: la primera, en un curs de formació de professors, Colloquia latina; la segona, en el marc del XIV Congrés de la SEEC. Aquesta tardor serà el torn de l’Instituts d’Estudis Catalans, del Centre de lectura de Reus, etc. El diccionari ja s’havia vingut anunciant, que jo recordi, en dos fòrums Auriga: a Tortosa l’any 2006 i a Ripoll, la tardor del 2013. I potser no m’erro si dic que la primera piulada fou de la revista «Auriga», i la segona, també de l’«Auriga», amb aquesta instantània mentre en preparaven una entrevista.

És un fet notori veure com la lexicografia del grec antic no continua pouant únicament en els tradicionals Pape-Benseler, Bailly, Liddell-Scott-Jones, Montanari, DGE… Valia la pena emprendre una redacció de cap i de nou (no és pas un diccionari traduït d’un altre), mirant, però, de ser fidels a uns punts importants, com són: a) el fet de recollir tot el lèxic grec, de manera especial, el lèxic referit a la medicina (vegin-se, per exemple, les dificultats que comporta el lèxic de Galè en aquesta comunicació del XVI Simposi de la SC de la SEEC), la botànica i, en definitiva, totes les ciències, així com del vocabulari de la filosofia; b) ser exhaustius a l’hora de mostrar les diferents formes dialectals en lemes diferenciats (no només els homerismes, els jonismes d’Heròdot i algunes particularitats del NT, tal com passa en el diccionari de J.M. Pabón); c) reunir tots els noms propis, tant en el cos del diccionari (acompanyats de breus i útils explicacions) així com en uns mapes completíssims; i d) incloure una morfologia del grec àtic, la primera que es redacta íntegrament en català, revisada a fons pel professor Francesc Cuartero (i amb encerts notables, com ara el capítol sobre l’aorist verbal).

No cal insistir a dir que el treball és immens: les seves 92000 entrades depassen en un terç el nombre de lemes del Diccionari Llatí-Català degut al “desig de totalitat” (cf. p. 13, que no inclou, però, inscripcions ni papirs). Quant a la distribució i característiques de les diferents entrades, així com els elements que hi incorpora, aquest esquema n’és una mostra preciosa:

Indubtablement, l’estructura i tipografia és clara, nitida, impecable. El seu apèndix de mapes és utilíssim:

Val la pena, crec, llegir-ne algunes pàgines de mostra (que inclouen també el pròleg): és aquí on veiem la seva gran versatilitat. Es pot adquirir, naturalment, en línia: en aquest portal i també en aquest altre.
Ramon Torné i Teixidó
(Publicat anteriorment al blog http://daidalea.blogspot.com)

Alicia Esteban Santos, Cuando los monstruos dominaban la tierra (Tragicomedia), Dhyana Arte, Madrid 2015

El libro recientemente aparecido de Alicia Esteban Santos, Cuando los monstruos dominaban la tierra, nos sitúa en el momento anterior a la creación de los seres humanos, cuando los monstruos más célebres de la mitología griega (Medusa, el Minotauro, la Esfinge, Polifemo y las Sirenas) se enteran, por boca del clarividente Prometeo, de que su final está cerca, pues Zeus ha decidido que los nuevos dueños de la tierra sean unas criaturas que, aunque débiles e insignificantes, se multiplicarán gracias a la aparición de un nuevo ser llamado “mujer” y rendirán culto a los dioses. A lo largo de la obra asistimos al suplicio de Prometeo por ayudar a los hombres entregándoles el fuego y enseñándoles sus usos, a la creación de la bellísima Pandora, deseable incluso para los mismos dioses, y a la anticipación de las hazañas de Perseo, Teseo, Edipo, Odiseo y Heracles.

Monstruos

 

La obra, galardonada con el premio al mejor texto original en el XIX Certamen de Teatro Universitario de la Universidad Complutense de Madrid y estrenada en abril de 2015 por el grupo Homérica,  cuenta -al igual que otras obras de la autora- con un amplio comentario  de carácter didáctico en el que se explica lo que hay que saber sobre los personajes, los mitos y sus fuentes literarias, y una completísima sección iconográfica que será, sin duda, de gran utilidad para los profesores y para cuantos directores de teatro se sientan inclinados a recrear aquellos momentos en que los monstruos llevaban  una vida libre y feliz aunque aburrida, pues no podían aterrorizar más que a animalillos sin seso.

Alicia Esteban Santos, Carta a tres esposas trágicas (comedia al modo aristofánico), Dhyana Arte, Madrid 2014

Carta a tres esposas trágicas, de A. Esteban Santos

El último libro de  Alicia Esteban Santos, Profesora Titular de Filología Griega de la Universidad Complutense de Madrid y prolífica autora literaria (algunas de cuyas obras se encuentran reseñadas aquí), es una divertidísima comedia construida con el estilo desenfadado de  La asamblea de las mujeres (sin que falten agón y parábasis), si bien la idea de la trama principal hunde sus raíces en el celuloide, y más concretamente en Carta a tres esposas de J.L. Mankiewicz (1949), deuda que se reconoce en el propio título.

Por orden de Zeus, que está harto de las eternas quejas de las mujeres, Hermes preside una asamblea de esposas, vivas algunas, muertas otras. Junto a mujeres corrientes (y algunas bastante ordinarias), se encuentran tres de las más grandes heroínas míticas: Clitemestra,  Deyanira y Medea, protagonistas de  tragedias de Esquilo, Sófocles y Eurípides quienes las han convertido en prototipo de esposas asesinas, aunque Deyanira causara sólo involuntariamente la muerte del infiel Heracles y Medea no matara a Jasón, su marido, sino a sus hijos. Las tres sienten dolor por el abandono sufrido por parte de sus cónyuges, y ahora, después de todo lo que han pasado, reciben, de  manos de la diosa Iris, una carta escrita por la coqueta Helena en la que les comunica que se ha escapado con el marido de una de ellas. Para averigüar quién es el “afortunado”, y por mediación de la propia autora que toma parte activa en la trama, logran que los autores de sus tragedias salgan del Hades para hacerles revivir sus propias historias y que, una vez convencidos Esquilo, Sófocles y Eurípides de las razones que ellas aducen para justificar sus actos, las reescriban dándoles el final feliz que merecen.

La obra teatral fue estrenada, con gran éxito de público, en el Paraninfo de la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid en abril de 2014, a cargo del grupo teatral Homérica del que es directora la propia Alicia Esteban.

 

 

ALICIA ESTEBAN SANTOS, Monstruos. Los terroríficos enemigos del héroe (monstruos, híbridos y otros seres fantásticos), Dhyana Arte, Madrid 2013

Acaba de aparecer este nuevo volumen, uno más de la serie Iconografía de la Mitología Griega, con el que la autora, Alicia Esteban, especialista en mitología, literatura griega e iconografía, consigue dar cumplida respuesta a todo lo que siempre quisimos saber sobre los monstruos pobladores del imaginario griego, clasificándolos, describiéndolos y poniéndolos ante nuestros ojos con los colores y las formas que les dieron en su momento los artistas que los eligieron como temas de sus obras.

Monstruos

La amplísima introducción del libro (8o páginas) atiende, en primer lugar, a monstruos y héroes:  la tipología de las historias, motivos recurrentes y típicos (la misión imposible encomendada, el rey tiránico, la epedición colectiva, el dios vengativo, el héroe salvador, el héroe guerrero y el viaje del héroe), la mujer, el monstruo y el héroe (el héroe salvador de la mujer, la mujer salvadora del héroe y el héroe y la heroína), tipología de los monstruos (bellas féminas, seres agrestes de la naturaleza, seres gigantescos primigenios, féminas infernales, otros gigantes, monstruos híbridos terroríficos, dragones custodios, cetos, animales fieros y descomunales), y los héroes vencedores sobre los monstruos (Aquiles, Atalanta, Belerofonte, Boréadas, Cadmo, Edipo, Heracles, Jasón, Medea, Meleagro, Orfeo, Perseo, Pirítoo, Teseo y Ulises), y sigue con las fuentes literarias griegas y los monstruos (poesía épica, lírica, dramática, postclásica y la prosa).

Desfilan, a continuación, ante nosotros, un larguísimo plantel de seres fantásticos e híbridos (Sátiros y Ninfas, Pan, Centauros, Amazonas y Diosas-Hadas: Circe y Calipso), los monstruos e híbridos terroríficos y perniciosos de la Teogonía (hijos de Gea y Urano, hijos de Gea y Ponto, hijos de Forcis y Ceto, hijo de Gea y Tártaro, hijos de Tifón), de la Odisea, el Minotauro, dragones y guardianes de la Tierra o de tesoros y monstruos enviados por un dios como castigo.  Allí están las Grayas, las Gorgonas, Pegaso, Crisaor, Gerión, Cerbero, la Quimera, la Esfinge, Orto, Polifemo, las Sirenas, los Lestrigones, Escila, Caribdis, la serpiente Pitón, el jabalí de Calidón, Talo, el águila de Prometeo y un larguísimo etcétera de seres cuanto menos inquietantes.

Cierra el libro una útil orientación bibliográfica para quien desee ampliar aún más la información que de forma tan clara y amena proporciona Alicia Esteban en las 260 páginas del volumen, a las que hay que sumar otras 45 del cuadernillo central con imágenes a todo color.

Odiseo. El juramento

Valerio Massimo Manfredi, Odiseo. El juramento. Ed. Grijalbo. Barcelona. 2013. 416 páginas.

Los lectores asiduos de Valerio Massimo Manfredi, saben de su habilidad para urdir una buena trama novelesca, aunque disponga de pocos mimbres.

Lo que conocemos por el mito y la literatura acerca de Odiseo (mejor llamarlo así, como hace Manfredi -y como es más fiel al original griego-, que el Ulises procedente del latín) es bien poco. Aún así, vuelve a brillar la maestría de Manfredi al elaborar su novela.

Porque se trata de un proyecto ambicioso: novelar la vida de Odiseo. En esta primera parte, abarca desde la infancia del héroe hasta la toma de Troya. O sea, que tiene como eje fundamental -aunque no único- lo que se narra en la Ilíada.  El autor anuncia, para la segunda parte, la narración corrrespondiente a lo contenido en la Odisea, hasta la muerte del héroe.

Unos párrafos de Manfredi en la “Nota del autor” final, nos ayudan a entender mejor su propósito y a apreciar las características de su narración:

“…me he atenido esencialmente a la figura homérica del personaje tal como aparece en la Ilíada y en la Odisea, al menos según mi modo de ver, lo que, es obvio, se convierte en cualquier caso en una interpretación, pero esta es la característica de los clásicos: que consiguen hablar a los hombres de cada época manteniendo intactos su valor y su vitalidad”.

“El lenguaje que he utilizado trata de llevar al lector la atmósfera de la tradición homérica; y dentro de lo posible tiende a una síntesis esencial, renunciando a períodos demasiado complejos y a conceptos muy abstractos, y la historia es narrada en clave, por así decir, realista, precisamente porque es imaginada como un relato no tamizado aún y elaborado por el canto de los aedos y de los rapsodas, y porque el narrador es el propio protagonista”.

El conjunto es atractivo y ameno. Tiene bastante de imaginativo para sortear las lagunas en nuestro conocimiento de Odiseo, pero lo que narra es creíble y coherente. La novela rezuma por todos lados ese aliento homérico a que hace referencia Manfredi en la “Nota del autor”.
En definitiva, una obra que gustará a un público amplio (sobre todo, a los amantes del mundo clásico) y que puede dar mucho de sí en las aulas de bachillerato. Esperaremos la segunda parte.

 

Fantasmas, brujas y magos de Grecia y Roma, de Fernando Lillo

Vols saber l’origen del perquè ens fascinen les històries de fantasmes, bruixes, homes llop, cases encantades…? No t’ho creuràs; però, encara que no ho sembli, també és una herència de Grècia i Roma.

A Grècia i a Roma no tot brillava i era racional. Grecs i romans eren molts supersticiosos i no paraven de fer ablucions i purificacions. Tenien creences ben obscures i irracionals, pors i temors que hem heretat i que encara avui són ben del grat del públic general i, en especial, del públic juvenil.

Si t’agraden les històries de fantasmes, de morts vivents, de licantropia o de superxeria… et recomano l’últim llibre de Fernando Lillo Redonet, Fantasmas, brujas y magos de Grecia y Roma, publicat per Evohé Didaska, 2013. Un llibre magnífic, destinat tant per al públic que només busca entretenir-se amb històries de por ben contades,  com per al públic erudit ja que pot resseguir les citacions del versàtil Fernando i aprofundir en les històries contades fins arribar als textos originals.

D’una manera amena i alhora rigorosa, Fernando Lillo ens introdueix en l’apassionant món sobrenatural dels fantasmes, mags, bruixes i làmies de Grècia i de Roma. Ens desvetlla un Pitàgoras màgic, ens presenta el mag Pàncrates i el seu aprenent de bruixot que, de ben segur, coneixes per Disney o per aquest altre captivador llibre de Fernando Lillo, El aprendiz de brujo.

Potser també t’interessarà conèixer, entre d’altres, la història del taumaturg o faedor de miracles d’Apol·loni de Tiana i t’ indignaren els paranys i embolics del fals profeta d’Alexandre d’Aboutic.

Compte, però, no et deixis seduir com Ulisses per la maga Circe ni et deixis embruixar per la fetillera Medea. De por, de ben segur, en passaràs amb l’espantosa Canídia i els seus sequaços. Capguarda’t dels conjurs i de les bruixes, sobretot si recordes la perversa Mèroe.

Totes aquests històries et faran venir al cap històries actuals, conegudes a través de la tradició literària o del cinema. Fantasmas, brujas y magos de Grecia y Roma no et defraudarà

Publicat per primer cop a El Fil de les Clàssiques.

Más cerca de Grecia nº 20

Más cerca de Grecia

Acaba de ver la luz  hace pocos días el esperadísimo número 20 de la revista  Más cerca de Grecia (Hablando de Literatura), que reúne una selección representativa de las comunicaciones realizadas  en el marco de los seis seminarios de Literatura Neohelénica que organizó, entre los años 2004 y 2011 y bajo la dirección de la Dra. Penélope Stavrianopúlu, el Departamento de Filología Griega y Lingüística Indoeuropea de la Universidad Complutense de Madrid. En las 39 comunicaciones recogidas en las 492 páginas del volumen, han sido objeto de estudio por parte de especialistas en literatura tardobizantina y neohelénica destacados autores como, entre otros, Várnalis, Papatsonis, Calvos, Kazantzakis, Sikelianós, Elitis, Seferis, Cavadías, Kariotakis, Ritsos, Cavafis y Papadiamandis. Pilar González Serrano, Mariano Villegas y Jesús Taboada forman el Consejo de Redacción de la revista dirigida por Penélope Stavrianopúlu.

El número recién aparecido,  que corresponde a los años 2010- 2013, cierra la primera parte de la larga andadura de una revista que comenzó en 1987 con un monográfico dedicado a la Navidad en Grecia y nos ha acompañado durante 26 largos años a cuantos nos hemos dejado fascinar por la lengua, la literatura y la cultura de la Grecia moderna, cumpliendo con creces el objetivo que ostenta en el título:  llevarnos Más cerca de Grecia.

El 15 de noviembre de 2013 será presentado el volumen que nos ocupa en el Salón de Grados de la Facultad de Filología (edificio A) de la Universidad Complutense de Madrid. La cita es a las 19 horas.

Carlos Martínez Aguirre, La extraña Odisea. Confesiones de un filólogo clásico

Carlos Martínez Aguirre, La extraña Odisea. Confesiones de un filólogo clásico. Madrid, Círculo Rojo / Áurea Libros, 2013, 136 p. ISBN: 978-84-9030-963-6. (Disponible també en e-book.)

El llibre de Carlos Martínez Aguirre relata en primera persona el seu procés d’aprenentatge del grec i del llatí, un procés en què molts altres professors poden veure’s reflectits. En bona part del llibre segueix un procés lineal cronològic i, a mesura que l’escriu, augmenten els continguts sobre la metodologia del grec i del llatí com a llengües vives.

Ab ovo. Els seus vuit primers capítols fan referència a l’etapa de la seva jovenesa: un primer moment va ser el Colegio Siglo XXI, del que serva un record inoblidable, on va passar la seva infantesa i primera adolescència envoltat d’un ambient molt favorable a l’aprenentatge cooperatiu, respectuós, il·lusionat, fill dels mètodes de Freinet; un segon moment, el seu pas per l’Institut San Isidro també el va marcar en bona manera: aquí va ser on s’emmirallà dels seus professors de grec i de llatí, on tingué lloc el descobriment del món antic i del seu interès per les etimologies (el primer llibre de la disciplina que va comprar fou el Diccionario de helenismos españoles de Crisóstomo Eseverri). El treball a les assignatures de grec i llatí era dur: a més dels nombrosos continguts culturals, llegir i traduir frases era tot plegat una “gimnàstica de l’esperit”. Però, fet i fet, les assignatures del batxillerat el que feien era preparar l’alumne per a la prova de Selectivitat mitjançant la metodologia tradicional d’anàlisi morfosintàctica i traducció.

El seu trànsit per les aules de la Universitat va ser sense pena ni glòria. Potser l’única assignatura on va veure alguna llum i que va crear interrogants en el seu ànim fou la d’Hebreu: d’una banda va percebre que la llengua hebrea era una, i que cal dominar tant l’antiga com la moderna, en segon lloc, en aprendre l’hebreu com una llengua viva, es va adonar que els mètodes gramaticistes a l’ús per a les llengües clàssiques impossibilitaven cap apropament viu a una llengua. Però Carlos Martínez, malgrat les bones notes obtingudes al llarg de la carrera (exàmens sense diccionari, exàmens amb diccionari…), reconeix la seva decepció (cap. 13): “durante mis seis años de Universidad no conozco a ningún profesor que nos hablase nunca en latín o en griego en sus clases o que hiciese algo distinto a explicar temas de gramática y comprobar la traducción de los textos que nos había mandado el día anterior”.

Fou arran de la seva estada a Grècia, treballant a l’Institut Cervantes, que va redescobrir el grec. Al cap d’un any de viure a Atenes, del tot immers en la metodologia comunicativa per a aprendre el grec modern —i de retop sense tenir cap contacte amb el grec clàssic—, el nostre autor s’adona ara, davant d’una edició bilingüe de Plató, que entén el grec antic molt millor que mai (caps. 14-16). Aquesta percepció de la llengua com un unicum en el temps va quedar reblada amb l’experiència viscuda a l’Institut d’Estudis Bizantins l’any següent (cap. 17). Així és com parla d’un professor seu: “Fue al señor Mosjonás al primero a quien yo oí en mi vida leer textos en griego antiguo con esa naturalidad absoluta que solo puede tener quien los entiende a primera vista y sin ninguna dificultad, y también fue el primero a quien escuché citar de memoria continuamente frases y frases y más frases en griego clásico, pasando de una época a otra de su lengua sin el menor esfuerzo ni alarde. ¡Qué diferencia entre estas clases y aquellas sensaciones de gramática y traducción que había recibido en la Universidad! ¿Por qué no había oído nunca a mis profesores de griego en España dar clases así, leyendo y comentando los textos con esa naturalidad, citando de memoria parrafadas de Aristóteles, Ana Comnena o los Evangelios?”.

Un altre pas de rosca: un curs de didàctica d’espanyol a la UIMP. Fou aquí on va aprendre com no s’ha d’ensenyar una llengua i on va descobrir que el mètode de gramàtica-traducció es del tot contraproduent, que no serveix per a aquest fi. Ara començava a comprendre el perquè de la seva incompetència… Però seguidament vindria la preparació d’unes oposicions mitjançant, doncs, un altre mètode, el de la immersió repetitiva que proporciona el Reading Greek (i que també s’adopta per part dels manuals d’Assimil): aquí, per bé que els textos són més senzills que no els clàssics, el mètode pot esdevenir monòton i els seus resultats solen ser més tardans que amb el mètode comunicatiu. Amb tot, elReading Greek el va deixar a punt per a llegir Lísias i aprovar.

A partir del cap. 22 (ja som a meitat del llibre) se centra en la recerca d’una metodologia satisfactòria per a la didàctica de les llengües clàssiques. El nostre professor, acabat d’aprovar unes oposicions, volia aplicar decididament el mètode comunicatiu des del primer dia que entrava a l’aula. Però aquesta era una voluntat per a ell impossible d’assolir: “¿En qué mundo vivía? ¿Es que no me daba cuenta de que para poder impartir clases con el método comunicativo el profesor debe dominar la lengua a un nivel que ni por asomo era el que yo poseía?”.

Al llarg d’aquest camí solitari i dolorós toparà amb Hans Ørberg i el seu mètode: amb aquest tothom (i no només els deixebles que parlen una llengua romànica) pot aprendre no només vocabulari llatí (unes 4000 paraules al primer volum) sinó els continguts gramaticals, de forma deductiva i mitjançant la seva comprensió des del context mateix. Sobre el nivell de competència a assolir amb el mètode d’Ørberg llegim al cap. 25: “El alumno que complete con provecho el primer volumen descubrirà que ya es capaz de leer de forma fluida textos latinos sencillos como los libros narrativos de la Vulgata o alguna crónicas latinas medievales, por ejemplo. El que asimile con éxito los contenidos del segundo volumen puede disfrutar como verdadero lector de cualquier obra de literatura latina”.

L’odissea de Carlos no havia arribat a la seva fi. Hom podrà creure, sobretot després d’haver-se llicenciat en Filologia Clàssica, que una lectura del mètode serà del tot suficient: primer gran error, el de no posar-se a fer els gairebé dos-cents exercicis del llibret adjunt a Familia Romana. Segon error: qui ja sap llatí no s’atura a observar la gradació de continguts gramaticals tan exquisidament disposats. Posar-se a llegir Roma aeterna (el segon volum del mètode) sense haver fet tots els exercitia latina abans, ens condemna al fracàs. Ara, com descobrir aquests errors? Novament era una situació d’impasse, com si es tractés de navegar entre Escil·la i Caribdis (perquè la temptació de fer servir elLingua Latina per ser illustrata com a text de gramàtica i traducció persistia). El capítol que permetrà de reprendre el bon camí és el 29, en què explica la seva coneixença amb Gonzalo Jérez, un jove llicenciat que parla i escriu (fins i tot compon hexàmetres) en llatí amb absoluta soltura: “¿Y como había logrado aquel chico en menos de tres años de estudio autodidacta todo aquello? Simplemente siguiendo el método de Ørberg con absoluto rigor y constancia; tal y como el propio autor lo había concebido; leía cada capítulo un par de veces, lo estudiaba con detenimiento, se aseguraba de haber entendido todo y no dejar ninguna palabra o concepto gramatical en el aire, y luego pasaba a realizar copiándolos a mano en un cuaderno aparte, todos y cada uno de los ejercicios propuestos. Esta labor de hormiguita la había llegado a cabo un par de veces a lo largo de un año y medio, y poco después comenzó con el segundo volumen…”.

Al cap d’un temps, els resultats del mètode són els que s’espera quan s’assoleix una possessió activa de la llengua. En el cap. 30 hi insisteix novament: “En efecto: tal y como me había dicho Gonzalo al realizar de esta forma el Lingua Latina per se Ilustrata la competencia activa del latín parecía despertarse como por arte de magia. El pasar cientos de horas resolviendo ejercicios de gramática activa (similares a los de los Workbooks de cualquier método de inglés) tenía como resultado que, poco a poco, la mente se acostumbrase de tal forma a pensar en latín que, incluso sin haber tenido ni una clase práctica de conversación, el acercarte al final del primer volumen te dabas cuenta de que eras capaz de expresarte en latín con relativa fluidez sobre cualquier tema cotidiano que se te pasase por la cabeza”. A partir d’aquí tot va prendre un nou tomb, i més encara arran de la seva participació en el Circulus Latinus Matritensis (cap. 31) sobre el qual llegim anècdotes ben curioses i que deixen bocabadat a qualsevol.

En tot cas, Carlos Martínez dedica igualment gairebé deu capítols més a analitzar altres mètodes d’aprenentatge, a fer una mica d’història sobre la pronunciació erasmiana (cap. 35), a aprofundir una mica més en les teories del mètode inductiu contextual (que remunten a Jensen i Jespersen) basat en l’imput comprensible, a fer un repàs dels processos que acabaren arraconant l’ensenyament del llatí viu a partir de la reforma humboldtiana (cap. 38) i com aquest ensenyament, malgrat tot, es mantingué en alguns àmbits, com el de l’acadèmia Vivarium Novum que dirigex Luigi Miraglia.  (…)

[Degut a problemes tècnics caldrà que acabeu de llegir la ressenya en aquest post del blog daidalea.blogspot.com.]

 

Next »